PATRIMONIO HISTORICO

La distribución del líquido elemento (agua) se consigue mediante el < adulamiento> lo que se conoce en lenguaje coloquial como <dula>. No es otra cosa que la división del agua disponible para el riego entre cierta cantidad de días, que generalmente es de (30) treinta. Para Arucas fue de (31) treinta y uno, para Telde de (28) veintiocho, para Tirajana de (26) veintiséis, etc. Cada heredero tiene derecho  a regar el día que le toque su dula o turno. El agua corre desde el naciente hasta las cajas de repartos, llamadas cantoneras, que tienen tantas bocas como partes en que se divide el agua diariamente. La Heredad de Aguas de Arucas y Firgas tiene (24) veinticuatro bocas, que son exactamente iguales. La hora es el elemento regulador del riego . Enumerando las medidas del agua tenemos: una suerte, equivalente a veinticuatro horas; una azada, que puede ser de veinticuatro horas o de doce, según los heredamientos (también se denominan surco a una medida equivalente a una azada);  un día, que es igual a doce horas es variable, pero puede calcularse a razón de (10) diez litros por segundo , lo que nos da (432) cuatrocientos treinta y dos metros cúbicos. 


Las dos fotografías anteriores nos muestran la denominada cantonera Real donde se recibían todas las aguas para su posterior reparto.



Fotos de la cantoneras que servían para distribuir el agua.