HISTORIA

INTRODUCCIÓN

De todos los Gran Canarios, es sabido, que desde tiempos inmemoriales, las Heredades en esta isla, han sido los motores impulsores y dinamizadores  de la economía, y la riqueza y el sustento, de nuestra tierra y nuestra gente. Si hacemos un breve repaso por la historia de nuestro pueblo canario y nuestra  riqueza, el patrimonio, sin dudarlo, se  debe a nuestros campos.
Pero claro, el campo sin agua, elemento primordial para la vida no hubiese sido lo que antiguamente fue y en menor medida, lo que hoy sigue siendo,  la gran labor realizada donde en el pasado y presente ha servido de sustento a miles de familias, sobre todo de la comarca norte. Un referente histórico, donde se guarda con mucho cariño nuestras raíces y costumbres, respetando siempre, sobre todo, el gran patrimonio realizado, con los dineros de esas personas que sin ánimo de lucro fueron conscientes, en aportar, parte de su riqueza, en beneficio de la sociedad, por un bien común, como es el agua en Canarias. Ahí, están esas grandes infraestructuras realizadas a lo largo del tiempo,  no precisamente para unos pocos, ya que todos salían beneficiados de una forma u otra.


Las grandes obras realizadas, como pueden ser, Las Presas, Albercones, Estanques, Acequias, Cantoneras, Túneles, Carreteras, Casas, Colegios, Asilos para Ancianos, Cocinas Económicas para dar de comer a los necesitados,  Edificio Social, Puentes, Torres y Relojes para la Ciudad, Plazas, Parques, Cementerios, Iglesias, Casas Consistoriales, Mercados, Teatros, Bandas de Música, aportaciones económicas para la división de las dos Provincias, para la compra de un Avión para Las Palmas, Al Muelle de La Luz y de las Palmas, Trabajo a los más necesitados en épocas de crisis, Al Ejercito, A la Catedral de Las Palmas, Al Cabildo, Estudios Técnicos para muchos sitios de esta provincia. Se intenta hacer un resumen pormenorizado,  se relaciona y se documentan   algunos, que constan en nuestros archivos, en las propias Actas de la misma y documentos de los Ayuntamientos, de las tomas de acuerdos tomados por las personas responsables del buen hacer de esta Heredad en su historia.


Añadir leyenda

II   CONTEXTO HISTÓRICO.
A finales del siglo XV, terminada la conquista de Gran Canaria, por Pedro de Vera en 1483, e incorporada a La Corona de Castilla y al amparo de una Real Cédula de la Reina Católica con fecha 4 de febrero de 1.480, en la que dirigiéndose al conquistador decía:..

Por ende nos os mandamos que repartades todos los exidos e dehesas e heredamientos de dicha isla entre los caballeros, escuderos y marineros, y otras personas que en dicha isla están o estuviesen en ella, quisieran vivir e morar, dando a cada uno aquello que veredes que, según se merecimiento e estado oviesen de menester.

Nueva  Real Cédula del 31 de agosto de 1.505, dada en Segovia por la Reina  Juana de Castilla, nombrando y enviado al Licenciado Juan Ortiz de Zárate, para el arreglo definitivo, y los repartimientos, cuya más interesante disposición dice:

“Quiero que fagáis la reforma e población de todo aquello que conviene facer para la buena población de todo aquello que conviene facer para la buena población de las dichas islas e para desagraviar a todos aquellos que han sido agraviados”.

La Real Cédula de 3 de enero de 1.508, que especifica que los Heredamientos se han de regir por juntas y el acuerdo de los partícipes, bajo la vigilancia superior de la Real Audiencia, o la Real Cédula de 1.529, que nombra al Licenciado Francisco Ruiz de Malgarejo para que venga a Canarias y regule las atribuciones de tan alto Tribunal, hasta que, el 4 de diciembre de 1531 se promulga el texto legal creado por el comisionado regio, en cuyas ordenanzas insertó el título de Alcaldes de Aguas para el Gobierno y Administración de los Heredamientos.

Es preciso puntualizar, que al mencionarse a la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas, se tenía la equivocada impresión de que se trataba de una opulenta Comunidad integrada por un reducido grupo de poderosos terratenientes. Nada más lejos de la realidad, ya que, si bien es verdad que en los albores de su constitución aparecen en su primer adulamiento escrito que se conoce, allá por el año 1.647, condes, marqueses y cargos militares, no es menos cierto, que con el transcurso de los años, encontraron cobijo en la Heredad humildes agricultores lugareños, propietarios de infinitos predios.


III    ANTECEDENTES

La Heredad de Aguas de Arucas y Firgas, ha sido la encargada de hacer todo el entramado de acequias y cantoneras de repartos de aguas, que actualmente se están utilizando no solo por parte de esta Heredad, si no que cualquier agricultor, puede pasar aguas por ellas, en la zona de Firgas y Arucas; incluso  hoy día el propio Consejo Insular, vierte sus aguas en ellas,  para llegar hasta los estanques ubicados, en las diferentes fincas, para que los agricultores puedan regar las mismas.
Fueron las aguas del abasto público durante muchísimos años, dejando siempre partidas para que los vecinos de toda la zona pudiesen coger agua para sus necesidades, sin coste alguno.
En su momento, fue la Heredad, la encargada de realizar los estudios de los repartos de las aguas, pagando a propios y extraños, para realizar unos repartos exactos y proporcionales, para evitar los agravios entre los agricultores. Medidas y repartos que se efectúan raíz de la fabricación, de esas cantoneras, realizadas en cantería de piedra, llamadas de medida, que son únicas en el mundo.















IV.     ANALISIS ARQUITECTONICOS
La Heredad,  fue la encargada de hacer todas las acequias y canales de gran capacidad que hoy podemos ver, en los municipios de Firgas y Arucas. Arrancando desde lo más alto de la cumbre y hasta la costa. Llegando a alcanzar un entramado, de unos 33 kilómetros de acequias, realizadas las primeras, en tierra en el año 1.502. Está probado documentalmente, que  Tomás Rodríguez de Palenzuela mando construir la ermita de San Juan Ortega, en el lugar que denominaban Alfurgad, hoy Firgas, y junto a esa ermita, se construyó un ingenio azucarero que se movía con fuerza hidráulica. La primera acequia corría desde Las Madres  hasta Alfurgad, y por el año 1529,  ya los herederos, que eran los propietarios de las diferentes fincas de la zona más hacia la costa, se encargan de hacerlas llegar hasta Arehuc, hoy Arucas.



Con los años y debido a la gran necesidad, las grandes pérdidas de agua y los destrozos por los temporales de la época, hubo que rehacerlas muchas veces; hasta que la Heredad se planteó, el poder fabricarlas de mampostería (verdaderas obras Románicas), para evitar los destrozos, por las fuertes lluvias que arrasaban con las acequias hechas en la tierra.
La Heredad, tuvo que indemnizar a muchos propietarios para que dejaran pasar las acequias. De mampostería, argamasa y luego cemento, ya que muchos de ellos, tenían creadas empresas con las cañas, ñameras, berros, etc., cultivos muy propios de nacer en las escorrentías donde pasan las aguas.
Los túneles y acequias fabricados para albergar grandes caudales, para el llenado de sus grandes represas.

















SUS PRESAS, ALBERCONES Y DEPÓSITOS.
La realización de las dos primeras represas en Canarias, se empezó a construir la primera el día 23 de abril  de 1.899, con el nombre del barranco que la alberga, Pinto (Represas de Pinto). Primero fue Pinto I, y  luego Pinto II.
Las obras de la primera, o Presa de Abajo, sobre un proyecto del Ayudante primero de Obras Públicas y Director de Caminos Vecinales y Canales de Riego, Don Pedro Mafiote, de mayo de 1867, por un presupuesto de 426.405 Reales y un céntimo. Posteriormente en 1889 el que fuera Ingeniero Adjunto de Obras Públicas, del Gobierno Don Eugenio Suárez Galván, inició otro proyecto, que por falta de medios no se llevo a cabo. Fueron terminadas entre los años 1899 y 1906, aunque se repartió agua de una de ellas, la primera en el año 1901 debido a un buen invierno de fuertes lluvias. La obra de la misma, ya tenía 15 metros de altura y se llenó. Aunque en el Consejo Insular, el acta de finalización de la obra, aparece en 1911 quizá alguna otra se echara delante.
Las obras fueron  dirigidas por el Ilustre hijo de Arucas, el Ingeniero de Caminos Canales y Puertos Don Orencio Hernández Pérez.
La segunda o Presa de Arriba, fue acordada en la Junta General extraordinaria del 25 de diciembre de 1902, con un presupuesto de 250.478 pesetas, y dos céntimos.
Teniendo de capacidad la Presa Pinto I, 492.757,74metros cúbicos, y la Pinto II, 257.903,80 metros cúbicos, siendo la capacidad total, entre ambas de 750.661,54 metros cúbicos.
Aparte, está un gran Albercón, que puede albergar la cantidad de 15.450 metros cúbicos de agua, para su posterior reparto, a través de las famosas cantoneras de medida.
Existen además varios depósitos, estanques reguladores, donde podemos jugar con los caudales para hacer, que los repartos se puedan hacer por diferentes cantoneras al mismo tiempo y adelantar muchas de las veces las necesidades de los regantes.



TORRE Y RELOJ
La Heredad allá por el año 1.846  acuerda, a propuesta de Don Francisco Gourié Marrero, en una Junta General, hacer una torre en la parte sur de la Iglesia Parroquial, en Arucas y que ésta, pueda albergar en ella, un reloj; para que el pueblo tenga una hora por la que regirse; debido a que muy pocos tenían reloj, y quienes los tenían, las horas no coincidían, al no haber los medios con los que contamos hoy día; sobre todo en las entradas y salidas de los trabajos; sueltas y cambios de aguas; entradas y salidas a los colegios; era un autentico calvario lo que se estaba padeciendo por los ciudadanos. La Heredad, conocedora de este problema, se postuló en hacer la obra; se solicitan los permisos pertinentes y se coloca un reloj de manufactura Inglesa. Fue construido por John Molore & Sons, de Clenkenwewl (Londres) y colocado por un relojero; comenzando a funcionar el 2 de Junio de 1850, y se nombro encargado del mismo, al Presbítero Don Pedro Regalado Hernández, al que se le pagaba, con dinero de la Heredad 60 pesos anuales.


EDIFICIO DE SU SEDE.

Otra de las obras de gran relevancia en el municipio de Arucas fue la edificación de la sede social de la Heredad, que se empezó en el año 1909 y se termino el 10 de Marzo de 1912. Recientemente hemos celebrado el Centenario del Edificio Sede de esta Heredad, coincidiendo, con el también centenario de la constitución del Cabildo de Gran Canaria.
Este edificio sede, fue realizado a raíz del  desapropio, de la “Casa de Repartos de la Heredad”, que estaba situada frente al edificio actual , y de la propia cantonera llamada Real, a consecuencia del paso de la carretera Las Palmas- Arucas- Moya- Guía, proyecto del Ilustre Don Juan León y Castillo.
El lugar elegido fue la finca de Mirón. Solar comprado a Don Juan de Bethencourt y Domínguez, vecino de Fuerteventura. Su superficie medía 559 metros y 35 decímetros y costó 12.865 pesetas y 5 céntimos, a razón de 23 pesetas el metro cuadrado.
Edificio que fue y sigue destinado, al reparto de sus aguas y sala de sesiones, al igual que también, se albergó durante algún tiempo a la sede del Ayuntamiento del municipio, al estar el mismo en obras. También se han realizado muchas labores dentro del mismo, ya que en otra época se llego a utilizar  para examinar de Bachiller a los alumnos del Colegio de La Salle, al igual que otro sinfín de actos. Actualmente se sigue utilizando para otras muchas y diversas actividades sociales. Siempre ha estado y está dispuesto, para cualquier evento que se pueda desarrollar en su gran salón de actos.
Al hacer su edificación también se piensa en poner otro reloj que tendría la misma relevancia que el de la Iglesia. Este fue traído desde Alemania y costo 450 Marcos, aparte de los costes de su colocación.
Los estudios, planos y presupuesto del edificio fueron realizados por el Arquitecto Don Fernando Navarro, por valor de 50.120 pesetas ya terminado. La obra se realizó conjuntamente, con el proyecto de la nueva Iglesia Templo Parroquial, del cual también fue el artífice de tan bella obra de arte, o la también Iglesia de Cardones y de otras muchas realizadas en la isla de Gran Canaria.



V.    DONATIVOS Y COOPERACIONES.
Estas son algunas de las aportaciones que la Heredad en su día hizo a diferentes colectivos, personas necesitadas,  administraciones locales e insulares, Iglesia, etc., ya que si las enumeramos nos extenderíamos demasiado, por lo que haré mención tan solo a algunas.


1-    Carreteras desde Las Madres hasta Firgas, la Heredad  aportó la mitad del coste total de la misma.
2-    Carretera de Trasmontaña en Arucas fue costeada por el Ayuntamiento de Arucas y La Heredad de Aguas de Arucas y Firgas.
3-    Carretera de Valleseco a Valsendero aportó la mitad del coste de las mismas 15.000 Pesetas, aparte de los proyectos que fueron pagados por la propia Heredad en todas las relacionadas anteriormente.

4-    Año 1834, se le dio material al Ayuntamiento de las Palmas, para hacer varios puentes, como por ejemplo el de Tenoya, entre otros, que fueron costeados al 100% por la Heredad, para poder acceder hasta Arucas y resto de la zona norteña, debido a la necesidad.



















5-    Año 1847: Dona grandes cantidades a pobres debido a los problemas de las enfermedades y calamidades que en la época se vivían, y la gran crisis económica, llegando hasta 15.000 reales.
6-    Año 1848: Contribución de la Heredad a las Casas Consistoriales de Las Palmas para combatir las epidemias que azotaban a la capital.
7-    Año 1852: La Heredad económicamente sufragó muchos de los gastos a pobres de la localidad con motivo del Cólera Morbo, con fuertes sumas de dinero mensualmente, repartidas en los municipios de la zona, debido a la gran necesidad que había.

8-    Año 1854: 2.000 pesetas para la reedificación del frontis de la Iglesia de Arucas. Trescientas setenta y cinco pesetas para la construcción de un cementerio en Firgas, aparte de otras muchas contribuciones de dinero para hacer varias edificaciones en diferentes pagos de la zona, aportando en razón del dinero que en el momento existía en sus arcas.
9-    Año 1855: 6.000 Reales para la compra de instrumental para la Banda de Música, sin especificar de donde.
10-   Año 1855: Parte activa y de estudios técnicos para la realización del puente del Lomo de Arucas.
11-     Año 1857: Se donan 1.450 Pesos para la construcción de un Puente en Arucas.
12-          Año 1858: Se aportaron 6.000 Pesos para la construcción del Puerto de la Luz y de Las Palmas.



13-  Año 1865: Se acuerda hacer un préstamo de 15.000 reales para alimentos ante la hambruna que padecía la isla.

14-   Año 1867: Se aportaron 150 Escudos para hacer la Plaza de Firgas.



15-  Año 1867: Compra de acciones para ayuda del nuevo Teatro de Las Palmas, y Teatro Pérez Galdós ayudas en metálico entre otras.



16- Año 1879: Préstamo para la realización del nuevo mercado de Arucas, por la necesidad de los agricultores para la venta de sus productos, que al final no se cobraron.
17-  Año  1883: 200 Duros para contribuir al pago de instrumental para la banda de música.

18- Año 1886: Se dono al Ayuntamiento de Arucas el Puente de la entrada de Arucas construido por la Heredad.
























19- Año 1889: Se donan 562,50 pesetas para hacer un estanque en Buen Lugar en Firgas para depósito de agua para riego para las diferentes fincas de la zona.

20-   Año 1891: 500 pesetas  compra de instrumentos bandas de música.




21-       Año 1892: 500 pesetas para hacer una Capilla en Firgas.



22- Año 1893: 500 pesetas para la ayuda de la plaga de Langosta en el Sur al Delegado Especial del Gobierno.
23-  Año 1895: 1.000 pesetas a petición del Sr. Obispo para la Catedral, apoyo al alumbrado público.
24- Año 1896: 150 pesetas de ayuda a la Iglesia de P. Corazón de María.
25-  Año 1897: 1.200 pesetas de ayuda al colegio 1ª y 2ª enseñanza que se piensa establecer en Arucas, Colegio de “San José”.
26-  Año 1896: 500 pesetas a petición del Ayuntamiento de las Palmas para una donación al General Alaminos.
27-    Año 1898: 500 pesetas para el cementerio de Firgas.
28- Año 1898: 1.200 pesetas más para el Colegio de San José en Arucas, y 1.000 pesetas para los familiares de reservistas de la guerra de Cuba.
29- Año 1898: Subvención al Colegio de San José, para educar a los más necesitados de Arucas y Firgas, llegando a aportar 150 pesetas al mes, para que no les falte de nada, hasta el cierre del mencionado Colegio San José.
30-   Año1899: Gestión con el representante en las Cortes para el asunto de la exportación del azúcar.
31-   Año 1900: El Ayto. de Arucas y La Heredad hacen la Carretera de la Acequia Alta hasta Trasmontaña. Se le cedió al Ayuntamiento de la Villa de Arucas un trozo de terreno donde llaman el Cerrillo, para hacer la carretera a la Goleta y posteriormente a Firgas.
32-  Año 1903: 1.000 pesetas para la iglesia de Cardones.
33-  Año 1904: 500 pesetas para el cementerio de Firgas.
34-   Año 1904: 500 pesetas para la Ermita de San Andrés.
            35- Año 1905:   2500 pesetas para la Catedral de las Palmas.




   36 Año 1905: 100 pesetas mensuales para la enseñanza de las niñas pobres en Arucas por las Hermanas de la Caridad.


37-  Año 1906: 30.000 pesetas para la construcción del nuevo Templo de Arucas, llegando a hacer muchas aportaciones económicas para el mismo, proporcionando una cantidad diaria de agua que se remataba o se vendía del Secuestro de la Heredad durante mucho tiempo para este fin, aproximadamente se puede calcular una aportación para la Iglesia de Arucas superior a las 500.000 pesetas de aquellos años.




38-  Año 1906: Ayudas al Ayuntamiento de Arucas para hacer obras de adecentamiento para la visita del Rey Alfonso XXIII a la ciudad.
39- Año 1906: 30.000 pesetas para un asilo de ancianos en Arucas.
40-  Año 1906: 300  pesetas de ayuda a la madre de un obrero fallecido, para ayudar a criar a sus tres hijos.
41- Año 1906: 10.000 pesetas Torre y Reloj de la antigua Iglesia donadas al nuevo Templo. Hacer un donativo a la Parroquia de Bañaderos para la construcción de un cementerio sin especificar la cifra, también se dono la cantidad de 30.000 pesetas para el primer pago del ensanche de la Ermita y casa escuela en el Cerrillo, 4.000 pesetas para la Parroquia de Firgas para hacer un Osario y Capilla del Carmen.
42-  Año 1911: 15.000 pesetas donadas a Don Fernando León y Castillo y Don Luis Morote, para el pleito de la división de la  provincia.
43-  Año 1913: Caridad de 1.000 pesetas a la viuda del Capataz de los trabajadores de la Presa de Pinto II.
44- Año 1917: Se pidió colaboración para dar trabajo a los obreros parados de Arucas y Firgas, además de la cooperación de una cocina económica para paliar el hambre y la miseria contribuyendo a estas cocinas con 1.500 pesetas mensuales hasta su término. Suscripción  de 300 acciones de 100 pesetas constitución del Sindicato Agrícola Comercial de Gran Canaria. Suscripción de 15 acciones de 250 pesetas cada una para una Sociedad de Obras Públicas para hacer carreteras en Gran Canaria, dando trabajo a los obreros parados.

45- Año 1919: Hacer una aportación por Azada de agua  de 52,10 pesetas los más pudientes para hacer un monumento en Las Palmas a Don Fernando León y Castillo.

46-   Año 1932: Crear trabajo para los parados para remediar la crisis     económica que se vivía en esa época, en las diferentes obras que en el  momento realizaba la mencionada Heredad de Aguas de Arucas. 


47- Año 1936: 10.000 pesetas para el Ejército.
   10.000 pesetas para gastos del movimiento.
5.000 pesetas para ayuda de compra de un avión (El Gran  Canaria).



2.000 pesetas para distribuir entre los patriotas de Arucas.

VI.     RECORDATORIOS


A parte de todas estas aportaciones también se hizo aportaciones económicas para la realización de la carretera del Sur de la isla, para la construcción de la sede del Cabildo, Aeropuerto de Gran Canaria, Construcción del muelle de La Luz y sus ampliaciones.






El parque o Plaza de San Luis en Valsendero en Valleseco, aportaciones económicas a dicha parroquia, y otras tantas que habría que estar documentando. Últimamente la recuperación de los antiguos lavaderos de la Plaza de San Luis en Firgas, de gran belleza histórica, etc





Durante muchos siglos la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas, fue la encargada de la aportación y la vigilancias de las aguas para el suministros y abasto de los pueblos de la zonas, además su distribución para la agricultura, así mismo, para la utilización de los molinos de gofio  gracias a la fuerza hidráulica que les proporcionaban energía suficiente para moler el millo, cebada o trigo, los preciados alimentos de los Canarios. Siempre corriendo con los gastos del personal,  el cual muy cualificado, para hacer respetar una serie de normas a seguir para el funcionamiento de los repartos con las de los servicios públicos en la época, para que no  quebrantaran las normas de conducta y hacer a todos participes de un bien común como es el agua, tanto a niños como a mayores, que respetaban las mismas y mimaban con cariño, cosa que hoy se ha perdido. De aquí nace la figura de los Guardas Jurados, hoy vigilantes de seguridad, los que hacían guardar la Ley y el Orden en los municipios, hasta que empiezan los ayuntamientos a formar a los Policías Locales.

La Heredad de Aguas de Arucas y Firgas, férrea defensora del sostenimiento de la agricultura y las viejas tradiciones en toda la comarca norte, al igual que fue miembro de muchos e importantes derechos para que no se especulara,  con las aguas en Canarias, al haber cambios de las Leyes que se redactaban en la Península, y que se llevaban a cabo en Canarias, donde había una verdadera riqueza acuífera y que a partir del siglo XIX con los pozos se fue mermando y hemos llegado a donde hoy estamos. Cierto es, que se necesitaba de más caudales de aguas para el riego de la platanera, pero fue riqueza para unos y pobreza para otros. 



Actualmente esta Heredad, al igual que otras, no eran partidarias de la realización de los pozos que hoy existen, ya que en aquella época, los niveles freáticos estaban a flor de tierra; por eso, aparecen las Heredades compradoras de un sinfín de terrenos, y la explicación, no es otra que esa; que no se metiesen los especuladores de aguas para ponerse ricos, a costa de una riqueza que prevaleció en nuestra tierra; el agua recogida sin coste de ningún tipo salida, de los acuíferos naturales por sus propios medios, sin necesidad de tener que hacer tanta perforación, como se ha hecho en nuestras islas, en la actualidad, sigue luchando por hacer una labor por la agricultura en Canarias, en la medida que sus posibilidades le permita.

Para más información sobre la Historia de la Heredad de Aguas de Arucas y Firgas entrar en esta dirección http:// mdc.ulpgc.es/cdm/ref/collection/MDC/id/40473.